Seleccionar Luces de Cultivo para Tus Plantas

Para ayudar a tus plantas a crecer y obtener el mayor rendimiento vas a querer tener las luces de cultivo apropiadas. Al tener la luz adecuado, podrás influenciar los factores ambientales para tus plantas. Las luces ayudan a crear el aire, tierra, agua y condiciones de luz perfectas para las plantas. Cuando tienes más luces, esto lleva a una mayor producción.

Necesitamos las luces porque ayudan al ciclo de crecimiento de tus plantas. Las luces son parte la de la fotosíntesis para las plantas que impacta su salud y lo bien que van a tomar base. Puedes pensar que la luz es la comida de las plantas de marihuana. Cuando creas tu propio cuarto de cultivo para tus plantas necesitas tomar en consideración el manejo de agua, flujo de aire y luz así que debes diseñar un plan para que todas estas cosas sean más fáciles de establecer.

Eligiendo la Iluminación Correcta

Hay cuatro tipos principales de luces para las plantas de cannabis que incluyen las siguientes:

  • Luces LED
  • Luces CFL o T5 fluorescentes
  • Luces de Halogenuro Metálico
  • Luces sodio de Alta Presión

Cada una de estas opciones de iluminación tiene tanto ventajas como desventajas. Las luces obtengas dependerán del tamaño de la operación del cultivo y ciclo de crecimiento de tus plantas. Vamos a enfocarnos en una operación básica a escala comercial.

Luces LED

En términos de la configuración, las luces LED de cultivo son bastante fáciles de trabajar. Las más pequeñas pueden ser simplemente conectadas y luego usadas. Todo lo que necesitas es conectarlas a un enchufe y luego colgarlas para las plantas. Para una configuración simple y excelente producción, estas son las luces que quieres.

Estas luces no tienden a ponerse muy calientes, pero si tienes una producción profesional necesitas flujo de aire y extractores de aire para regular la temperatura a lo largo de la instalación de cultivo. Quieres mantener suficiente distancia entre las plantas y luces LED para que no haya probabilidad de quema. Quieres luces tanto blancas como verdes para obtener un especto de luz completo. Luces azules y luces rojas no proporcionan suficiente a las plantas.

Si tienes una pequeña producción y reproduces alrededor de 1 onza de cannabis casa mes esta es la manera de hacerlo. Producirá una producción menor por watt que las lámparas de halogenuro metálico o HPS y no son óptimas para un cultivador profesional.

Luces Fluorescentes de Cultivo y Clonación de Plantas Jóvenes

Durante las primeras etapas de la vida de tus plantas, quieres ir por las luces fluorescentes. Estas son baratas y no usan mucha electricidad y muchos jardineros por hobby las usan porque son bastante fáciles de encontrar. Puedes usar CFL o bombillas compactas que encuentras en ferreterías y son perfectas para áreas estrechas o pequeñas. Son geniales para un cultivador principiante o cualquier tipo de configuración de carpa. Si tienes una producción más profesional quieres buscar las luces de cultivo T5 que se ven como un tubo largo. Puedes encontrarlas en tu centro de jardinería regular.

Estas luces funcionan mejor para plantas jóvenes al igual que para clonar y germinar. Puedes colocarla cerca de las plantas lo que ahorrara electricidad y no queman las plantas porque producen menos calor comparado con otras luces. También se encuentran en el espectro morado-blanco que es perfecto para la germinación.

Una vez que tus plantas lleguen a la floración en el estado vegetativo las luces fluorescentes no son tan buenas porque llevarán a una producción más pequeña. Las luces T5 son perfectas para pequeñas plantas, pero una vez que llegan a las etapas tardías vas a querer usar luces de halogenuro metálico o HPS.

Consejos

  • Usa las luces de cultivo fluorescentes T5 para etapas de propagación, clonación y germinación. Nota que las bombillas de luz regulares no deben ser usadas ya que no funcionan.

Halogenuro Metálico para Estado Vegetativo

Las luces HID o de Descarga de Alta Densidad son muy eficientes. MH o Halogenuro Metálico vienen con un accesorio que está integrado y tienen una cubierta reflectora y balasto externo. Necesitan buena ventilación ya que tienen una salida de calor alta. HPS o Sodio de Alta Presión es el otro tipo de luz HID que querrás usar. Estas producirán las mayores producciones por watt de todas las diferentes luces de cultivo en las etapas de desarrollo posteriores. El Halogenuro Metálico produce un espectro azulado así que esto los hace perfectos para el estado vegetativo.

Consejos:

  • Una vez que las plantas lleguen a la etapa vegetativa cambia las luces fluorescentes T5 a HID. Quieres una proporción de 2 luces de Halogenuro Metálico por cada luz HPS que tengas para obtener la mayor producción.

Luces de Cultivo HPS y Etapa de Floración

Las luces HPS son similares a las de Halogenuro Metálico, pero necesitan ventilación y cubiertas reflectoras. Los accesorios para HPS y Halogenuro Metálico son usualmente los mismos así que deberías poder usar el mismo accesorio para las etapas de floración y vegetación y solo tienes que cambiar tus bombillas. HPS es un espectro amarillento/completo y esto estimulará los capullos así que es genial para la etapa de floración. Si quieres ser un cultivador profesional, realmente necesitas usar estas bombillas.

Consejos:

  • En la etapa de floración, quieres hacer el cambio a las bombillas HPS ya que esto estimula a los capullos y te dará una producción máxima, ya que las bombillas de halogenuro metálico y luces HPS se ponen bastante calientes necesitas un extractor de aire para que las plantas no se quemen.
  • Si quieres tener la producción máxima de tu marihuana entonces necesitas revisar las bombillas HPS y de halogenuro metálico. Necesitas tomar en cuenta el costo y trabajo extra que involucran los extractores de aire, cables y accesorios. También deberías asegurar que tienes un balasto digital ya que las luces duran más y usan menos electricidad.
  • Cuando usas luces haluro HPS y HPS asumiendo que son de alta calidad, producirán dos a cuatro veces más producción cuando se compara con las fluorescentes.

Porque Las Plantas Aman La Luz

Si quieres éxito comercial con tus plantas entonces necesitas ayudarles a desempeñar la fotosíntesis, pero solo poner una luz en tus plantas no va a funcionar.

Las ondas de luz vienen en cierto espectro de color. El sol se considera una luz de espectro completo. Cuando tienes una intensidad de luz baja puedes tener plantas largas porque están estirándose para recibir suficiente luz. Cuando tienes alta intensidad las plantas pueden terminar siendo más cortas. Puedes controlar la intensidad de luz y elegir una distancia de tus plantas al usar luces de cultivo.

Una vez que las plantas lleguen a la etapa vegetativa ellas requieren alrededor de 18 horas de luz. En la etapa de floración, necesitan alrededor de 12 horas de oscuridad y 12 horas de luz. Al poder controlar la luz tu mismo puedes elegir el tiempo correcto de luz para las plantas.

Tus plantas deben tener al menos seis horas de oscuridad como mínimo. Cuando tienes un ciclo de floración 12/12 la planta creerá que es el final del verano y comenzará a desarrollar los capullos. Debes comenzar esto 2-4 semanas después de haber crecido a la fase vegetativa. Aquí es donde quieres cambiar de luces fluorescentes a HPS.

Consejos

Quieres un cambio gentil de un ciclo de luz al otro. Debes tomar un par de días para cambiar de 18/6 a 16/8 y luego de 4/10 a 12/12.

Un temporizador puede ayudarte a hacer el cambio. Las luces estarán en una programación establecida y no tendrás que preocuparte por ello. Puedes encontrar temporizadores en línea o en cualquier tienda de mejoramiento del hogar o que venda electrónicos.  

Resumen

Si quieres que tus plantas estén saludables y obtener una buena producción necesitas invertir en luces apropiadas. Si estás con un presupuesto o solo tienes una operación pequeña entonces luces fluorescentes funcionarán, pero la producción será más pequeña. Trata de usar luces LED y fluorescentes para la fase vegetativa de crecimiento y luego unca vez que llegues a la fase de floración y luego usa luces HPS si quieren ser un cultivador profesional.