Warning: Declaration of TCB_Menu_Walker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/marketi9/public_html/bareleaf.es/wp-content/plugins/thrive-visual-editor/inc/classes/class-tcb-menu-walker.php on line 0
Secado y Curado de Su Cosecha de Cannabis – Bareleaf.es

Secado y Curado de Su Cosecha de Cannabis

Dado que pasó meses cultivando su cannabis, debe ser paciente en la etapa de secado y curado para asegurarse de que está se realice en las condiciones adecuadas. Porque, después de todo ese arduo trabajo, sin duda querrá obtener los mejores resultados.

No se rinda a la tentación de un secado rápido. Si realiza este paso de la manera correcta logrará sacar toda la humedad de las flores y obtendrá un excelente producto final.

El secado y curado adecuados le dan a su producto un mejor olor y sabor, al igual que reducen la aspereza y maximizan la potencia.

Estos son los pasos que seguimos para secar y curar correctamente la marihuana en nuestro invernadero profesional:

Etapa de Secado

Esta etapa obviamente dependerá del método que usted emplee para cosechar, pero el procedimiento más común es cortar las ramas de las plantas (aproximadamente de un pie a un pie y medio de largo), quitar las hojas y luego colgarlas de una línea (cuerda, alambre, soga, etc.). Algunos cultivadores de cannabis eligen cortar toda la planta y colgarla así. Otros eligen cortar los cogollos y colocarlos en estantes de secado.

El mantener su cosecha de marihuana a niveles de humedad de 45-55 grados y la temperatura entre 60 y 70 grados es esencial para mantener intacto el sabor y aroma, independientemente del método que utilice para secar. El usar un A/C o un humidificador junto con un ventilador de circulación para hacer fluir el aire es una buena idea para asegurarse de que todo se mantenga dentro de los rangos recomendados.

Es probable que pase una o dos semanas esperando a que finalice la fase de secado inicial. Sabrá que esta ha terminado cuando trate de doblar las pequeñas ramas y estas se rompan en lugar de doblarse. En este punto, las floras deben sentirse algo crujientes.

Resumiendo, las partes más importantes de la etapa de secado del cannabis son:

  • Cortar las ramas entre un pie a un pie y medio.
  • Colgar las ramas de una línea.
  • Mantener los niveles de humedad en un rango de 45-55.
  • Mantener la temperatura ambiente de su cuarto de secado entre 60-70 grados.
  • Usar un ventilador giratorio y un aire acondicionado o humidificador para mantener el cuarto de secado en los rangos adecuados de humedad y temperatura.
  • Sea paciente y espere hasta que las flores estén crujientes y las ramas se rompan al doblarlas.

¿Cuál es el Ambiente de Secado Óptimo para el Cannabis?

Temperatura Ambiente – Alrededor de 70°F (21°C)

50% Humedad

He hecho un buen trabajo de secado. ¡Ahora curemos esa hierba!

Curando Su Cosecha de Marihuana

Todo debe hacerse correctamente para obtener excelentes resultados, pero el proceso de curado es muy importante para obtener un resultado fino y delicioso.  

¿Por Qué Curar el Cannabis?

Desde el comienzo de los tiempos, las personas han curado sus alimentos, ya sea un mamut después de una cacería o, más recientemente, un buen trozo de carne seca o una bolsa de frutas secas del supermercado.

Con las carnes y algunos otros alimentos, dependemos de los azúcares, nitritos, sal y otros conservantes, pero con la marihuana sólo necesitamos mantener la calma y ser pacientes.

El objetivo del curado, si bien el proceso puede cambiar, es el mismo: mantener el producto fresco mientras se conserva el sabor y el valor nutricional. El almacenamiento a largo plazo es posible al eliminar las bacterias que causarían la degradación.

En el caso del cannabis, queremos retener los cannabinoides a la vez que preservamos el producto.

Cuando pasa por el proceso de curado de su cosecha de marihuana, básicamente está obligando al cannabis a que se coma el exceso de nutrientes, azúcares y almidón antes de estos queden atrapados dentro de la planta.

El curado de las plantas elimina adecuadamente la degradación de los compuestos volátiles, como los cannabinoides y los terpenos.

La degradación de su cosecha comienza de inmediato debido al exceso de almidón y azúcar que son degradados por las bacterias y enzimas aeróbicas.

¿Alguna vez ha fumado marihuana y ha pensado que no era tan sabrosa como debería ser o que quizás sabía un poco más fuerte de lo normal? Esto se debe a que el proceso de curado no ser realizó correctamente y la planta retuvo componentes residuales que hacen que su sabor sea menos suave y que probablemente también tenga un efecto más débil.

Si mantiene los cogollos en los niveles correctos de humedad y a una temperatura correcta, los cannabinoides no psicoactivos de su cosecha pueden transformarse adecuadamente en THCA, que es lo que viene antes del THC psicoactivo.

Una vez que sus cogollos se hayan secado adecuadamente, entonces estará listo para pasar a la etapa de curado. Nuestro método favorito es uno de los más fáciles, ya que es un método que no involucra demasiado equipo, pero también le mostraremos algunas de las otras opciones disponibles en caso de que el método fácil no le atraiga.

Una Forma Fácil de Curar Cannabis Como Lo Hacen Los Profesionales

  1. Colóquelos en un buen frasco.

Por lo general, recomendamos utilizar frascos Kilner (los herméticos), frascos para conservas o incluso puede reutilizar algunos frascos de mermelada. En general, preferimos los frascos Kilner, que no son tan difíciles de encontrar. Si decide utilizar frascos reciclados, asegúrese de que los sellos funcionen bien y límpielos adecuadamente antes de usarlos. No querrá que las bacterias arruinen su producto.  

Ya que está iniciando el proceso de curado, ya terminó el secado y su cosecha ha pasado la prueba de quebrar ramas. Ahora debe llenar los frascos hasta aproximadamente 60 a 70% de su capacidad (aproximadamente dos tercios). En este punto sus cogollos aún necesitan respirar, así que no cierre demasiado ajustada la tapa ni la selle si está usando Kilners.

El mantener el suministro de aire inicialmente ayuda a descomponer los azúcares para que el sabor no sea muy fuerte. También ayuda a hacer que su hierba sea más potente, ya que ayuda a convertir los compuestos no psicoactivos en THCA.

Guarde los frascos en un lugar fresco y seco.

  1. Revise su producto un par de veces al día para asegurarse de que no haya formación de moho o mildiu. Después de la primera semana ya debe haber pasado lo más peligroso y puede revisar su producto una vez al día. Puede sacar los cogollos del frasco para verificar que no tengan moho y retirar cualquier pedazo que esté desarrollando moho.

A nosotros nos gusta curar durante al menos 3 semanas para que los cogollos queden realmente buenos y sabrosos, pero usted puede agregar o restar una semana según sus necesidades. Hemos visto algunos cultivadores que incluso pasan un mes o dos secando cepas específicas que requieren de más curado para quedar perfectas.

Consejos para Curar Marihuana:

  • Si siente que esta algo húmedo dentro de su contenedor, retire la tapa y déjelo reposar por un tiempo hasta que vuelva a sentirlo seco. Por lo general, esto toma alrededor de 2 horas.
  • Cuando saque los cogollos para revisar si hay moho, intente reemplazar los que estaban apoyados contra el vidrio para que todos estén en diferentes posiciones. Este sucede de forma natural, pero ayuda a reducir el moho que tiende a formarse en los cogollos que se presionan contra el vidrio.
  • El abrir los frascos todos los días ayuda a que entre el aire fresco que tanto necesitan, especialmente al principio. Ya que tiene que realizar revisiones, esto sucederá naturalmente.
  • Durante el proceso de curado, una vez que ya casi esté listo, y asumiendo que es legal en su área y usted fuma sus cultivos, tome muestra de su cultivo para fumar para que pueda ver qué tan avanzado está el proceso, si necesita curarse por más tiempo o si ya está listo. Por lo general, cuanto más tiempo realice el curado, mejor será el sabor.

Si realiza correctamente el proceso de secado y curado, un frasco sellado en una habitación oscura puede durar algunos años sin perder potencia.